TR157-8
TR157-84
TR157-94
TR157-81
trino

Tr 168

Vivir es más fácil

sumario.jpg

Antes, cuando llegaba el verano, teníamos las ideas muy claras. Sabíamos lo que vería- mos y lo que haríamos, y nos movíamos por llas con disciplina militar. Aunque este año pinta mejor que el anterior, todavía queda un poso de incertidumbre, y es posible que hayamos dejado nuestra elección para el final. Si es así, este número de Turismo Rural está lleno de ideas para resolver la encrucijada. Porque moverse hay que moverse. Viajar ha dejado de ser un capricho, si es que alguna vez lo fue, para convertirse en una cura para el alma, que nos permite seguir adelante. Como en la canción de Gershwin, “es verano, y vivir es más fácil”. Lo es por la luz de los Pueblos Blancos de Cádiz y por los contrastes de la comarca Zafra-Río Bodión, en Badajoz, por las soledades y galerías de la Sierra Norte de Guadalajara y por la sangre del Teide, ese tajinaste rojo y estilizado como una aguja. Tenemos a nuestra disposición más de medio mi- llón de kilómetros cuadrados para mirar, aprender, reír, comer y descubrir. El cautiverio que tanto es- carnecía a nuestro Quijote ya es pasado. El presente se llama libertad responsable y puede ejercerse de múltiples maneras. Volando en globo en La Rioja, por ejemplo, o nave- gando por la costa vasca guipuzcoana, bañándonos en las pozas de los pueblos de la Mancomunidad Espadán-Mijares, en Castellón, interrogando a las piedras de la Menorca talayótica o caminando entre los volcanes del “otro” Camino de Santiago, ese que atraviesa la isla de Gran Canaria de sur a norte. España no defrauda nunca. Ya podemos conocerla del derecho y del revés, grabarnos a fuego los sabores de su mesa y los sonidos de sus fiestas, cartografiar su alma y bebernos su sed… Su paisaje siempre se guardará un as bajo la manga, una postal inédita, un gesto para enamorarnos más. ¿Cómo no íbamos a casarnos con su patrimonio cultural y natural? Nosotros, cada vez que nos em- barcamos en un nuevo número, se podría decir que renovamos nuestros votos. Esperemos, pues, que este viaje sea de vuestro agrado y que la tinta de estas páginas se transforme muy pronto –¿por qué no mañana?– en una experiencia inolvidable.

En este número

​Última revista

Revista Quercus